Seguidores

domingo, 26 de marzo de 2017

EN LA LUCHA FINAL de Rafael Chirbes


En la lucha final es una novela de personajes heridos, pájaros con el ala rota que han quedado atrapados en un laberinto de tela de araña que los une y los destruye, de alguna manera, de aquella manera. Chirbes dibuja personajes que hablan hacia dentro, monótonos y tristes, retorciendo una espiral de sentimientos que chocan entre las paredes de un triángulo cuadrado pentágono amoroso con una señorita como vértice principal.
Se puede apreciar en este Chirbes un cierto gusto por la trascendencia, por la frase dogmática y poética, por la nostalgia , por los escritores y la literatura, por los personajes mustios y la remembranza, por el regusto amargo de la culpabilidad y la insatisfacción, de modo que la novela transcurre en una lenta agonía resignada no exenta de cierta amabilidad.
Así pues, prosa de blanca y ordenada sencillez, del cuándo y dónde, que pretende ser una buena novela, accesible, ingeniosa en los diálogos, con buenas metáforas y muy, muy empática, porque pretende, llegarles ahí, ahí dentro de la patata.
Quizá porque esta novela es de los ochenta, cuando Chirbes no era tan duro, tan áspero, tan Chirbes, más bien amable y algo cursi, por qué no decirlo.
  La novela está contada por un narrador innominado, amante actual de Amelia, de quien sabemos que es un escritor algo más joven que el resto de los personajes, a quienes observa y oye en sus testimonios con una cierta distancia para poder narrar su historia, que se convertirá en su segunda obra, lo que un posmoderno de hoy tacharía de novela reportaje. El desarrollo de la trama sigue la reconstrucción de los principales avatares del grupo de amigos, quienes en la universidad habían formado parte de grupúsculos de extrema izquierda. A los personajes citados habría que añadir: Pedro Ruibal, escritor y amante fracasado; José Bardón, de 43 años, catedrático de literatura y autor de éxito, de origen humilde, y Concha, su nueva esposa; Brines, un galerista de arte, bisexual, que trabaja para Carlos, pues ambos fueron pilaristas; Brull, amigo de Carlos, funcionario de la Comunidad Europea en Bruselas; y Santiago, el auténtico marginal, un camello que se ha prostituido y cuyo papel en la novela es el de “vengador del orgullo social que detectaba en ellos”, en los miembros del grupo. Todos bullen en esta pequeña colmena y quieren medrar, o al menos mantener sus posiciones, si bien el regreso de Ricardo trastoca el orden establecido.
Esta narración posee componentes líricos y metaliterarios, al proponer una serie de reflexiones sobre el éxito y el fracaso artísticos, el poder del mercado, etc.; al tiempo que confronta diversos modelos de escritor, aunque todos ellos terminen revelándose como un chasco en distinto grado. El narrador se vale, en fin, de sus testimonios, de una polifonía de voces distintas que se complementan, para componer la novela. Lo que Chirbes muestra, en suma, son varios fraudes, ejemplificados en la transformación ideológica de unos individuos que salieron del franquismo siendo rebeldes y acabaron vampirizados por el poder, adoptando una moral pragmática e hipócrita. Pero también rememora la educación sentimental de una generación: la amistad, el sexo, el amor y la atracción irracional, junto con la ingestión de alcohol, de cocaína y heroína con que trafican Ricardo y Santiago. La novela tiene algo de rompecabezas, de relato policíaco, en donde el misterioso narrador actúa a la manera de un detective, al indagar sobre unos hechos que pivotan sobre las consecuencias que trajeron consigo el regreso a Madrid de Ricardo y Silvia, y después el asesinato de Carlos, aun cuando ya no fueran aquellos viejos amigos de antaño.


domingo, 19 de marzo de 2017

LA HIJA DE CAYETANA de Carmen Posadas


La Hija de Cayetana es la última novela de Carmen Posada en la que nos cuenta la historia menos conocida de una de las mujeres más fascinantes, Cayetana de Alba. La autora recrea el mundo de la corte de Carlos IV, cuya estrella más rutilante fue la propia Cayetana, musa de Goya, protagonista y víctima a la vez de una vida excesiva: rodeada de glamour apenas lograba ocultar la insatisfacción de una mujer superficial y caprichosa, pero también muy sola y muy enferma.
Carmen Posadas ha encontrado un fi lón en una historia tan sorprendente como poco conocida: Cayetana de Alba, una de las mujeres más poderosas de fi nales del siglo XVIII y principios del XIX, con un carisma legendario que ha llegado hasta nuestros días, adoptó como su única hija a una niña de raza negra, María de la Luz, a la que otorgó testamento pero de quien no se sabe prácticamente nada. A partir de esta anécdota, la autora recrea el mundo de la corte de Carlos IV, cuya estrella más rutilante fue la propia Cayetana, protagonista y víctima a la vez de una vida excesiva: rodeada de glamour apenas lograba ocultar la insatisfacción de una mujer superfi cial y caprichosa, pero también muy sola y muy enferma. En paralelo, Carmen Posadas fi cciona los avatares de la madre de la niña, Trinidad, una esclava cubana que pierde al mismo tiempo al amor de su vida y a su pequeña, y que no cejará en su empeño por recuperarlos a los dos.

La novela nos cuenta la historia en paralelo de dos mujeres. Por un lado la historia tan sorprendente como poco conocida, pero real, de Cayetana de Alba, una de las mujeres más poderosas de finales del siglo XVIII y principios del XIX, con un carisma legendario que ha llegado hasta nuestros días, adoptó como su única hija a una niña de raza negra, María de la Luz, a la que otorgó testamento pero de quien no se sabe prácticamente nada. Y por otro lado Carmen Posadas ficciona los avatares de la madre de la niña, Trinidad, una esclava cubana que pierde al mismo tiempo al amor de su vida y a su pequeña, y que no cejará en su empeño por recuperarlos a los dos.

domingo, 12 de marzo de 2017

EL HOMBRE QUE AMABA A LOS PERROS de Leonardo Padura

  


 Un escritor frustrado rememora un episodio de su vida ocurrido tres décadas antes. En una playa cubana conoce a un enigmático hombre acompañado de dos galgos rusos. Después de entablar una progresiva amistad, este le contará una historia confidencial cuyos protagonistas serán el político y teórico revolucionario soviético León Trotsky y su asesino Ramón Mercader.
En una narración elaborada en torno al recorrido en el exilio de Trotsky y su confluencia en México con Mercader, Padura expone su visión de la historia contemporánea cubana y general. La novela solventa las lagunas en la misteriosa vida de Mercader con una elaboración creíble de este oscuro personaje
En 2004, a la muerte de su mujer, Iván, aspirante a escritor y ahora responsable de un paupérrimo gabinete veterinario de La Habana, vuelve los ojos hacia un episodio de su vida, ocurrido en 1977, cuando conoció a un enigmático hombre que paseaba por la playa en compañía de dos hermosos galgos rusos. Tras varios encuentros, «el hombre que amaba a los perros» comenzó a hacerlo depositario de unas singulares confidencias que van centrándose en la figura del asesino de Trotski, Ramón Mercader. Gracias a esas confidencias, Iván puede reconstruir las trayectorias vitales de Liev Davídovich Bronstein, también llamado Trotski, y de Ramón Mercader, también conocido como Jacques Mornard, y cómo se convierten en víctima y verdugo de uno de los crímenes más reveladores del siglo xx. Desde el destierro impuesto por Stalin a Trotski en 1929, y desde la infancia de Mercader en la Barcelona burguesa, sus amores y peripecias durante la Guerra Civil, o más adelante en Moscú y París, las vidas de ambos se entrelazan hasta confluir en México. Ambas historias completan su sentido cuando sobre ellas proyecta Iván sus avatares vitales e intelectuales en la Cuba contemporánea y su destructiva relación con el hombre que amaba a los perrosLeonardo Padura nos lleva por medio de un análisis riguroso y exhaustivo a los escenarios donde Trotski, en su largo exilio itinerante, está obligado a habitar, perseguido por el odio incontinente de Stalin, y a los movimientos que el que será su asesino, el español Ramón Mercader, lleva a cabo para llegar limpio de culpa hasta él, en un proceso de banalización del mal impulsado por los soviéticos, semejante a aquel del nazismo que diera pie durante esos años a toda una teoría psicológica -de la lúcida Hannah Arendt– sobre los terribles y obscenos ejecutores del mal. A estos dos ejes se suma un tercero de no menos peso en la novela, el del propio narrador, Iván, joven cubano al que se hace depositario de la historia de este asesinato al tiempo que nos narra la suya propia, en aquella Cuba de represiones, miedo y manipulaciones ideológicas que aún persiste.
Leonardo Padura nos lleva por medio de un análisis riguroso y exhaustivo a los escenarios donde Trotski, en su largo exilio itinerante, está obligado a habitar, perseguido por el odio incontinente de Stalin, y a los movimientos que el que será su asesino, el español Ramón Mercader, lleva a cabo para llegar limpio de culpa hasta él, en un proceso de banalización del mal impulsado por los soviéticos, semejante a aquel del nazismo que diera pie durante esos años a toda una teoría psicológica -de la lúcida Hannah Arendt– sobre los terribles y obscenos ejecutores del mal. A estos dos ejes se suma un tercero de no menos peso en la novela, el del propio narrador, Iván, joven cubano al que se hace depositario de la historia de este asesinato al tiempo que nos narra la suya propia, en aquella Cuba de represiones, miedo y manipulaciones ideológicas que aún persiste.

domingo, 5 de marzo de 2017

LA NEGRA ANGUSTIAS de Francisco Rojas González


La negra Angustias, novela revolucionaria en la que encontramos como protagonista a una mujer que por situaciones del destino o por decisión del pequeño dios, llamado Francisco Rojas, adopta poco a poco un rol masculino. Como ya sabemos, nuestra protagonista llamada Angustias Farrera, hija del bandido Antón Farrera, el cual, en sus tiempos de juventud, se desarrollaba como una especie de Robín Hood mexicano, quitándole al rico y dándoselo al pobre allá por el Real de Ánimas.
Pero la novela trata de Angustias, la cual al quedar huérfana de madre y sin la protección del padre, ya que éste no sabe de su existencia, es adoptada por Doña Crecencia, bruja sincrética de la Mesa del Aire. Pero esto no dura mucho ya que Antón Farrera se entera que tiene una hija por la que va a recuperarla. Angustias se vuelve parte importante en el hogar paterno, ya que realiza todas las tareas domésticas, aunado a que cuida un rebaño de cabras. En este quehacer de pastorear la cabras, nace en ella una especie de asco al libido de los animales, y que se intensifica con el hecho de encontrarlos apareándose, esto la marca en la mayor parte de la novela, a tal grado de detestar la los machos de su propia especie.
Lo anterior, junto con otros hechos, como las coqueterías y las pretensiones del sexo opuesto; o el momento en el que asesina a Laureano, el boyero del Racho Seco, el cual la acosaba; así como la captura y la llegada con Efrén el Picado, jefe de la acordada de la Hacienda de El Rondeño, y que la quiere para querida; o por otro lado, el arribo a Real de Ánimas ante la huida del Picado y la fama de su padre en este lugar; y por último y más importante los comentarios de dos hombres sobre las glorias de Emiliano Zapata va creando en Angustias el deseo de revelarse contra el opresor, ya sea el rico, o el gobierno, pero más que nada oponerse a los hombres.

Pasa el tiempo en la lucha por la tierra y la libertad cuando se encuentra con el maestro Manuel de la Reguera y Pérez Cacho que al principio es un pelele, del cual le pide que le enseñe a leer y escribir. En medio de esta relación de enseñanza-aprendizaje, la mulata Angustias comienza a enamorarse del profesor, a tal grado de robárselo para saciar con él sus deseos carnales reprimidos. Al final tanto el profesor como la mulata van sufriendo un cambio radical, por un lado de pelele y sumiso a autoritario y machista, y por otro de hombruna, coronela y revolucionaria a mujer sumisa y ama de casa.

domingo, 26 de febrero de 2017

TIEMPO DE ARENA de Inma Chacón



Tiempo de arena es una novela protagonizada por mujeres, desde las primeras líneas —en las que ya se intenta atrapar al lector con el aparente delirio de una de ellas en el lecho de muerte— hasta el desenlace —un tanto previsible teniendo en cuenta el desarrollo de la trama—. Para conseguir crear ese entorno femenino, basado en el contraste de caracteres dentro de un contexto político convulso, Inma Chacón introduce un vínculo fraternal con el que tener asegurado un enriquecedor planteamiento narrativo, tres hermanas cuyas desavenencias —y algún que otro acercamiento interesado— se sitúan como el motor que da movimiento a los hilos argumentales. Mariana representa la autoridad y la tradición, continuamente preocupada por las apariencias y las habladurías, una mezcla que no pocas veces se convertirá en la chispa que avive el fuego en los conflictos familiares, desde una perspectiva inflexible y despótica. En el lado opuesto se sitúa Munda, defensora de los derechos de los trabajadores y de las mujeres, entregada plenamente a todos los que forman parte de su entorno, apasionada por la cultura y por los libros, y con una concepción idealizada del amor. La tríada de hermanas se completa con Alejandra, la pequeña, a veces involucrada en situaciones difíciles por los enfrentamientos de Munda y Mariana, pero con la capacidad suficiente para ir decidiendo su propio camino, a pesar de las consecuencias que pueden acarrearle determinadas situaciones, especialmente en aquellas protagonizadas por sus sentimientos.
La apariencia sencilla de la trama resulta no ser tal, desde el momento en que se van proporcionando pequeños detalles que acaban desembocando en una intensa investigación repleta de secretos, mentiras y ambiciones. Todo ello precisa de un amplio plantel de personajes que completen el núcleo familiar de las Camp de la Cruz. Entre ellos, el cura Don Ramón, confidente de Mariana y encargado de manejar algunas de las despiadadas iniciativas engendradas por esta; Shishipao, criada de la familia durante años y verdadero apoyo de Xisca en su desesperanza; Manuel, enamorado apasionadamente de Munda —y correspondido en la misma medida—, una relación basada en la confianza mutua para combatir la ausencia impuesta por la distancia y los conflictos políticos; Jaime Sánchez Mas, hermano del prometido de Alejandra, deseoso de acaparar la atención de Xisca; o Zhuang Shangsheng, un falso emperador de China que luchará por el amor de una de las hermanas a pesar de las circunstancias que complican constantemente su situación.



sábado, 18 de febrero de 2017

MANUAL PARA MUJERES DE LA LIMPIEZA de Lucía Berlín


Lucia Berlin nació en 1936. Publicó sus primeros relatos a los veinticuatro años en The Atlantic Monthly y en la revista de Saul Bellow y Keith Botsford, The Noble Savage. Escribió de manera esporádica hasta los años ochenta y, tras la insistencia del poeta Ed Dorn, decidió publicar su primer volumen de relatos, Angels Laundromat. Sus historias se inspiran en sus propios recuerdos: su infancia en distintas poblaciones mineras de Idaho, Kentucky y Montana, su adolescencia glamurosa en Santiago de Chile, sus estancias en El Paso, Nueva York, México o California, sus tres matrimonios fallidos, su alcoholismo, o los distintos puestos de trabajo que desempeñó para poder mantener a sus cuatro hijos: enfermera, telefonista, limpiadora, profesora de escritura en distintas universidades y en una cárcel.
Con su inigualable toque de humor y melancolía, Berlin se hace eco de su vida, asombrosa y convulsa, para crear verdaderos milagros literarios con episodios del día a día. Las mujeres de sus relatos están desorientadas, pero al mismo tiempo son fuertes, inteligentes y, sobre todo extraordinariamente reales. Ríen, lloran, aman, beben: sobreviven.
«La última sensación literaria de Estados Unidos es una autora con una vida de película. Crítica y público se rinden a su obra. Al fin llegó la hora de Lucia Berlin.»
Andrea Aguilar, El País
«Leer a Lucia Berlin ha sido una de las grandes satisfacciones lectoras de los últimos meses. Emocionante, de saltarse las lágrimas, entre la ironía y la inmensa ternura.»
Laura Revuelta, Abc.es
«Milagros de la posteridad, del olfato editorial o de la justicia poética, la autora está más viva que nunca. Ahora resucita y se la compara con Raymond Carver. (¿Estará mal decir que me parece mejor que él?).»
Rodrigo Fresán, Vanity Fair

«¿Cómo explicas los cuentos de Berlin ¿Cómo resumes la carnalidad, el desequilibrio, la sensación de peligro, un estilo que te corta las entrañas como un bisturí pero que al mismo tiempo te hace sonreír y sentir una envidia inconfesable de unas vidas vividas siempre al límite de la catástrofe y la locura? Me arriesgaré a ponerme pesado: leed Manual para mujeres de la limpieza.»
SergiPàmies, La Vanguardia («Then we take Berlin»)

domingo, 12 de febrero de 2017

EL DÍA QUE ESPAÑA DERROTÓ A INGLATERRA de Pablo Victoria


España nunca ha sido agradecida con sus héroes. Buena prueba de ello es que este libro relata, después de más de dos siglos y medio, por primera vez la vida de uno de ellos. Me refiero al general de Marina Blas de Lezo, que participó en la Guerra de Sucesión española enfrentándose a Edward Vernon, en 1704, en la batalla de Gibraltar
En 1741 defiende con gran inteligencia y valentía, durante 67 días, Cartagena de Indias del feroz ataque que lanza contra ella la Armada británica. Seguramente fue la derrota más seria que ha tenido el Imperio británico en toda su historia, y sin duda alguna ha sido también el acontecimiento más escondido de la historia de Inglaterra.

Humillados por la derrota, los ingleses ocultaron monedas y medallas grabadas con anterioridad para celebrar la victoria que nunca llegó. Tan convencidos estaban de la derrota de Cartagena que pusieron monedas en circulación que decían en su anverso: "Los héroes británicos tomaron Cartagena el 1 de abril de 1741" y "La arrogancia española, humillada por el almirante Vernon".


Fue justo lo contrario. Fue la derrota más importante que tuvo nunca Inglaterra. Con sólo 6 navíos y 2.830 hombres, y mucha imaginación, Blas de Lezo derrotó a Vernon, que traía 180 navíos y casi 25.000 hombres. Este libro cuenta con todo lujo de detalles la estrategia utilizada por Blas de Lezo para derrotar a los invasores.