Seguidores

domingo, 23 de abril de 2017

LA MUERTE DE ARTEMIO CRUZ de Carlos Fuentes



Novela de 1962 de Carlos Fuentes, es una visión panorámica de la historia del México contemporáneo tal como la rememora un industrial y político agonizante.

Un clásico de la literatura mexicana del siglo XX, que es a su vez una audaz exploración de las posibilidades de representación en la literatura, a través de la superposición de niveles de tiempo, espacio y consciencia narrativos.

En su lecho de muerte, durante su último medio día, el anciano y enfermo Artemio Cruz recuerda: no siempre fue ese triste saco de huesos y fermentos corporales; alguna vez fue joven, osado, vigoroso. Y tuvo ideales, sueños, fe. Para defender todo eso, incluso combatió en una revolución. Más la rapiña, la codicia y la corrupción extinguieron su fuego y aniquilaron su esperanza. Tal vez por ello perdió a la única mujer que de verdad lo amó.

Una reflexión sobre el México surgido de la Revolución Mexicana, pero también de cuestiones tan universales y permanentes como la soledad, el poder o el desamor.

Las revoluciones las hacen los hombres de carne y hueso y no los santos, y todas acaban por crear una nueva casta privilegiada...

La crítica ha opinado: 

"Excepcional, tanto en su forma de abarcar todo el espectro humano como en la sátira corrosiva y el diálogo mordaz" -The New York Times Book Review-

"Sin duda Carlos Fuentes es uno de los más importantes gestores de la transformación sufrida por la novela hispanoamericana en los últimos años, y La muerte de Artemio Cruz una de sus obras más conocidas. Plantea con intensidad (...) la necesidad de representar una realidad que ya no se presenta a la mente perceptora de manera unívoca, clara, concreta, mensurable en sus leyes de causalidad; por el contrario, todo esfuerzo de captación obliga a imaginarla en diversos estratos, cuyo contenido y contornos de deslinde no son siempre determinables con exactitud." -Hernán Vidal-

"Carlos Fuentes organizó esta novela en trece capítulos. En esas escalas, como si fuera un trío de jazz, leemos -escuchamos- un ensamble a contratiempo que va y viene por la mente de un moribundo (...) Con esa estructura no convencional, la historia fluye -por distintas fugas- a través de seis décadas del siglo XX mexicano. Desde el rural novecento y hasta la más cosmopolita década de los años sesenta, vemos a Artemio Cruz exhibiendo, a semejanza de algunos de nuestros connacionales públicos, a un tipo que va en un ascenso público constante, pero con una historia interna desintegrada." -Antonio Valle, La Jornada-

domingo, 16 de abril de 2017

LAS LEYES DE LA FRONTERA de Javier Cercas



La novela se centra en las figuras de Gafitas, Tere y el Zarco, tres delincuentes adolescentes que durante el verano de 1978, en plena época de Transición Española, se dedicaron a realizar robos en una Gerona marginal, muy diferente de la actual. Veinte años después, el Zarco, antiguo líder de la banda, se ha convertido en el delincuente más famoso y mediático de España. Gafitas, en cambio, es ahora el abogado más prestigioso de la ciudad. Motivado en parte por la reaparición de Tere, que actúa como un eje sostenedor de la relación entre los otros dos, Gafitas decide intentar sacar al Zarco de la cárcel.6
La novela está dividida en dos partes, subdivididas en capítulos enumerados. La primera parte se titula «Más allá» y cuenta con nueve capítulos, mientras que la segunda parte se titula «Más acá» y cuenta con doce capítulos. El libro acaba con un epílogo titulado «La verdadera historia del Liang Shan Po», e incluye una nota final de agradecimientos, donde menciona a distintas personas y libros que le ayudaron durante el desarrollo de la novela.12
Cada capítulo, incluyendo el epílogo, está escrito como si se tratase de entrevistas realizadas por un escritor, después del año 2006, a tres personajes, que dentro de la ficción participan de diferentes maneras en los hechos que componen la obra. Como el escritor interviene muy poco en los diálogos, cada capítulo es casi un monólogo. Los entrevistados de la primera parte del libro son el personaje de Ignacio Cañas, alias Gafitas, y el inspector Cuenca, quienes rememoran parte de sus vivencias ocurridas durante el verano de 1978 en Gerona. Los entrevistados de la segunda parte son el mismo Cañas y Requena, antiguo director de la cárcel de Gerona, quienes esta vez hablan acerca de lo ocurrido los últimos años. Gafitas es uno de los protagonistas de la historia, y el narrador principal de toda la obra. Las entrevistas se intercalan sucesivamente, comenzando en ambas partes con declaraciones de Cañas. La primera parte también acaba con una entrevista a Cañas, mientras que la segunda con una de Requena. El epílogo, por su parte, corresponde a la entrevista final que el escritor le hace a Gafitas.16

Cañas idealizó a la banda, pensando en ella como «los del Liang Shan Po», en honor a la banda de forajidos ficticia similar a la de Robin Hood que protagonizaba la serie animada La frontera azul. El Liang Shan Po era el río que separaba a los forajidos de la ciudad tiranizada por el emperador, simbolizando la frontera del bien y el mal, y para Cañas además La Devesa en Gerona19

sábado, 8 de abril de 2017

TRES TRISTES TIGRES de Guillermo Cabrera Infante


Tres tristes tigres es la novela más audaz del llamado «boom» hispanoamericano de los años sesenta, un hito esencial en la narrativa hispánica y una de sus mayores muestras en la tradición moderna y posmoderna. Publicada en 1967, año clave en la historia del «boom» —coincide con Cien años de soledad—, representa dentro de ese cuerpo de por sí experimental un experimento mayor con el lenguaje, con las estructuras narrativas y con la imaginación literaria. El texto escrito, según Cabrera Infante, “en cubano”, que no en español, se caracteriza por sus abundantes juegos de palabras que parten del relajo o humor típico del pueblo cubano. Tres tristes tigres es, en palabras de su autor, “una galería de voces, casi un museo del habla cubana, en la que generaciones por venir podrían oír hablar a sus ancestros”. Una recreación nostálgica de La Habana de 1958, y en especial de su vida nocturna. Un canto a la ciudad, que recrea y mitifica, rescribiendo la “historia” de la cultura habanera.
 A Tres tristes tigres la censura española lo salvó de ser otra cosa. Miriam Gómez, que jamás dejó de ocuparse de su obra, y de inspirarla, rememora desde aquella casa de Londres el tiempo exacto en que nació el libro. Fidel Castro acababa de proclamar la censura revolucionaria: “Con la Revolución, todo, contra la Revolución, nada”. Era 1961. Ese vendaval reaccionario se llevó por delante a escritores y a revolucionarios de primera hora.

El camino al exilio fue lento, pero cuando se produjo, en 1965, ya la suerte de Guillermo y Miriam estaba echada: jamás volverían al escenario de aquella noche habanera de TTT… El libro fue maldito en Cuba, donde sigue siendo una rareza que en un tiempo se cambiaba por latas de leche condensada.
Fernando Savater: “Ese libro de Guillermo, y no digamos ya conocerle a él, nos reveló que un libro puede ser profundo, tierno, emocionante y a la vez una crítica feroz de una situación dictatorial. Si además de eso es enormemente divertido, consigue hacerte reír y encontrar unos golpes humorísticos que luego no se te olvidan, es una auténtica liberación”.

Rosa Pereda, periodista y crítica: “Está llena de carne y sangre, de música y color… No creo que sea un libro humorístico, aunque me he reído mucho con él, y me sigo riendo. Pero es la historia de una esperanza, escrita desde la desilusión. Una desilusión, por cierto, muy temprana, que ya se ve venir en esa larga noche —esas largas noches— de los tigres peripatéticos justo antes de la Revolución”.





sábado, 1 de abril de 2017

UN SEÑOR DE BARCELONA de Josep Pla


Pla es uno de los escritores en lengua catalana más destacados del siglo XX. Su obra ofrece una visión completa de la sociedad de su tiempo. La mayor parte la escribió en catalán, idioma en el que se sentía más cómodo, y solo circunstancialmente lo hizo en castellano (por razones de censura o puramente alimenticias), de forma también brillante, casi siempre en colaboraciones de prensa, como las crónicas italianas, balcánicas y nórdicas de los años veinte en El Sol.
Vivió completamente dedicado a la escritura. La magnitud de su Obra Completa (47 volúmenes y más de treinta mil páginas), que recoge todos sus diarios, reportajes, artículos, ensayos, biografías, novelas y algunos poemas, todo ello procedente de unos 120 libros distintos, da una idea de su formidable capacidad de trabajo al tiempo que dificulta su clasificación cronológica. Muchas de esas páginas son el fruto de un continuo proceso de reescritura de originales no inéditos de juventud y de la reelaboración, traducción y corta-pega de los artículos semanales que durante casi cuarenta años publicó en castellano en la revista Destino, además de cientos de artículos publicados en periódicos dispersos y de una abundante correspondencia.
Las características más importantes del estilo planiano son la sencillez, la ironía y la claridad. Extremadamente pudoroso y sensible al ridículo, detestaba los artificios y la retórica vacua. Durante toda su vida literaria, permaneció fiel a su estilo: «la necesidad de una escritura clara, precisa y sobria» y su desinterés por la ficción literaria, cultivando un estilo seco, aparentemente sencillo, pragmático y apegado a lo real. Fue un observador agudo de la realidad y de sus más pequeños detalles y dio fiel testimonio de la sociedad de su tiempo. Sus obras muestran una visión subjetiva y coloquial, «antiliteraria», en la que destaca sin embargo un enorme trabajo estilístico por llamar a las cosas por su nombre y «dar con el adjetivo preciso», una de sus obsesiones literarias más persistentes

Escritor incansable, hombre de orden aunque de talante liberal, a su modo de ver la vida es caótica, irracional, injusta, y las ansias de igualdad y de revoluciones son un delirio que provoca peores males que los que pretende atajar. Conservador y racional, no siente la acción, aunque sí la voluptuosidad y la sensualidad. Buen conversador, buen comedor y mejor bebedor (ya anciano, el whisky constituía todavía buena parte de su dieta), fumador empedernido de ideales, tocado de joven con un sombrero hongo y más tarde con su inseparable boina de paisano, detestaba la banalidad, la afectación cultural (rara vez incluye citas en sus obras, pese a ser un gran lector de los clásicos) y a «aquellos que hablan escuchándose». Por eso dejó escrito: «Es más difícil describir que opinar, infinitamente más: en vista de lo cual todo el mundo opina.»

domingo, 26 de marzo de 2017

EN LA LUCHA FINAL de Rafael Chirbes


En la lucha final es una novela de personajes heridos, pájaros con el ala rota que han quedado atrapados en un laberinto de tela de araña que los une y los destruye, de alguna manera, de aquella manera. Chirbes dibuja personajes que hablan hacia dentro, monótonos y tristes, retorciendo una espiral de sentimientos que chocan entre las paredes de un triángulo cuadrado pentágono amoroso con una señorita como vértice principal.
Se puede apreciar en este Chirbes un cierto gusto por la trascendencia, por la frase dogmática y poética, por la nostalgia , por los escritores y la literatura, por los personajes mustios y la remembranza, por el regusto amargo de la culpabilidad y la insatisfacción, de modo que la novela transcurre en una lenta agonía resignada no exenta de cierta amabilidad.
Así pues, prosa de blanca y ordenada sencillez, del cuándo y dónde, que pretende ser una buena novela, accesible, ingeniosa en los diálogos, con buenas metáforas y muy, muy empática, porque pretende, llegarles ahí, ahí dentro de la patata.
Quizá porque esta novela es de los ochenta, cuando Chirbes no era tan duro, tan áspero, tan Chirbes, más bien amable y algo cursi, por qué no decirlo.
  La novela está contada por un narrador innominado, amante actual de Amelia, de quien sabemos que es un escritor algo más joven que el resto de los personajes, a quienes observa y oye en sus testimonios con una cierta distancia para poder narrar su historia, que se convertirá en su segunda obra, lo que un posmoderno de hoy tacharía de novela reportaje. El desarrollo de la trama sigue la reconstrucción de los principales avatares del grupo de amigos, quienes en la universidad habían formado parte de grupúsculos de extrema izquierda. A los personajes citados habría que añadir: Pedro Ruibal, escritor y amante fracasado; José Bardón, de 43 años, catedrático de literatura y autor de éxito, de origen humilde, y Concha, su nueva esposa; Brines, un galerista de arte, bisexual, que trabaja para Carlos, pues ambos fueron pilaristas; Brull, amigo de Carlos, funcionario de la Comunidad Europea en Bruselas; y Santiago, el auténtico marginal, un camello que se ha prostituido y cuyo papel en la novela es el de “vengador del orgullo social que detectaba en ellos”, en los miembros del grupo. Todos bullen en esta pequeña colmena y quieren medrar, o al menos mantener sus posiciones, si bien el regreso de Ricardo trastoca el orden establecido.
Esta narración posee componentes líricos y metaliterarios, al proponer una serie de reflexiones sobre el éxito y el fracaso artísticos, el poder del mercado, etc.; al tiempo que confronta diversos modelos de escritor, aunque todos ellos terminen revelándose como un chasco en distinto grado. El narrador se vale, en fin, de sus testimonios, de una polifonía de voces distintas que se complementan, para componer la novela. Lo que Chirbes muestra, en suma, son varios fraudes, ejemplificados en la transformación ideológica de unos individuos que salieron del franquismo siendo rebeldes y acabaron vampirizados por el poder, adoptando una moral pragmática e hipócrita. Pero también rememora la educación sentimental de una generación: la amistad, el sexo, el amor y la atracción irracional, junto con la ingestión de alcohol, de cocaína y heroína con que trafican Ricardo y Santiago. La novela tiene algo de rompecabezas, de relato policíaco, en donde el misterioso narrador actúa a la manera de un detective, al indagar sobre unos hechos que pivotan sobre las consecuencias que trajeron consigo el regreso a Madrid de Ricardo y Silvia, y después el asesinato de Carlos, aun cuando ya no fueran aquellos viejos amigos de antaño.


domingo, 19 de marzo de 2017

LA HIJA DE CAYETANA de Carmen Posadas


La Hija de Cayetana es la última novela de Carmen Posada en la que nos cuenta la historia menos conocida de una de las mujeres más fascinantes, Cayetana de Alba. La autora recrea el mundo de la corte de Carlos IV, cuya estrella más rutilante fue la propia Cayetana, musa de Goya, protagonista y víctima a la vez de una vida excesiva: rodeada de glamour apenas lograba ocultar la insatisfacción de una mujer superficial y caprichosa, pero también muy sola y muy enferma.
Carmen Posadas ha encontrado un fi lón en una historia tan sorprendente como poco conocida: Cayetana de Alba, una de las mujeres más poderosas de fi nales del siglo XVIII y principios del XIX, con un carisma legendario que ha llegado hasta nuestros días, adoptó como su única hija a una niña de raza negra, María de la Luz, a la que otorgó testamento pero de quien no se sabe prácticamente nada. A partir de esta anécdota, la autora recrea el mundo de la corte de Carlos IV, cuya estrella más rutilante fue la propia Cayetana, protagonista y víctima a la vez de una vida excesiva: rodeada de glamour apenas lograba ocultar la insatisfacción de una mujer superfi cial y caprichosa, pero también muy sola y muy enferma. En paralelo, Carmen Posadas fi cciona los avatares de la madre de la niña, Trinidad, una esclava cubana que pierde al mismo tiempo al amor de su vida y a su pequeña, y que no cejará en su empeño por recuperarlos a los dos.

La novela nos cuenta la historia en paralelo de dos mujeres. Por un lado la historia tan sorprendente como poco conocida, pero real, de Cayetana de Alba, una de las mujeres más poderosas de finales del siglo XVIII y principios del XIX, con un carisma legendario que ha llegado hasta nuestros días, adoptó como su única hija a una niña de raza negra, María de la Luz, a la que otorgó testamento pero de quien no se sabe prácticamente nada. Y por otro lado Carmen Posadas ficciona los avatares de la madre de la niña, Trinidad, una esclava cubana que pierde al mismo tiempo al amor de su vida y a su pequeña, y que no cejará en su empeño por recuperarlos a los dos.

domingo, 12 de marzo de 2017

EL HOMBRE QUE AMABA A LOS PERROS de Leonardo Padura

  


 Un escritor frustrado rememora un episodio de su vida ocurrido tres décadas antes. En una playa cubana conoce a un enigmático hombre acompañado de dos galgos rusos. Después de entablar una progresiva amistad, este le contará una historia confidencial cuyos protagonistas serán el político y teórico revolucionario soviético León Trotsky y su asesino Ramón Mercader.
En una narración elaborada en torno al recorrido en el exilio de Trotsky y su confluencia en México con Mercader, Padura expone su visión de la historia contemporánea cubana y general. La novela solventa las lagunas en la misteriosa vida de Mercader con una elaboración creíble de este oscuro personaje
En 2004, a la muerte de su mujer, Iván, aspirante a escritor y ahora responsable de un paupérrimo gabinete veterinario de La Habana, vuelve los ojos hacia un episodio de su vida, ocurrido en 1977, cuando conoció a un enigmático hombre que paseaba por la playa en compañía de dos hermosos galgos rusos. Tras varios encuentros, «el hombre que amaba a los perros» comenzó a hacerlo depositario de unas singulares confidencias que van centrándose en la figura del asesino de Trotski, Ramón Mercader. Gracias a esas confidencias, Iván puede reconstruir las trayectorias vitales de Liev Davídovich Bronstein, también llamado Trotski, y de Ramón Mercader, también conocido como Jacques Mornard, y cómo se convierten en víctima y verdugo de uno de los crímenes más reveladores del siglo xx. Desde el destierro impuesto por Stalin a Trotski en 1929, y desde la infancia de Mercader en la Barcelona burguesa, sus amores y peripecias durante la Guerra Civil, o más adelante en Moscú y París, las vidas de ambos se entrelazan hasta confluir en México. Ambas historias completan su sentido cuando sobre ellas proyecta Iván sus avatares vitales e intelectuales en la Cuba contemporánea y su destructiva relación con el hombre que amaba a los perrosLeonardo Padura nos lleva por medio de un análisis riguroso y exhaustivo a los escenarios donde Trotski, en su largo exilio itinerante, está obligado a habitar, perseguido por el odio incontinente de Stalin, y a los movimientos que el que será su asesino, el español Ramón Mercader, lleva a cabo para llegar limpio de culpa hasta él, en un proceso de banalización del mal impulsado por los soviéticos, semejante a aquel del nazismo que diera pie durante esos años a toda una teoría psicológica -de la lúcida Hannah Arendt– sobre los terribles y obscenos ejecutores del mal. A estos dos ejes se suma un tercero de no menos peso en la novela, el del propio narrador, Iván, joven cubano al que se hace depositario de la historia de este asesinato al tiempo que nos narra la suya propia, en aquella Cuba de represiones, miedo y manipulaciones ideológicas que aún persiste.
Leonardo Padura nos lleva por medio de un análisis riguroso y exhaustivo a los escenarios donde Trotski, en su largo exilio itinerante, está obligado a habitar, perseguido por el odio incontinente de Stalin, y a los movimientos que el que será su asesino, el español Ramón Mercader, lleva a cabo para llegar limpio de culpa hasta él, en un proceso de banalización del mal impulsado por los soviéticos, semejante a aquel del nazismo que diera pie durante esos años a toda una teoría psicológica -de la lúcida Hannah Arendt– sobre los terribles y obscenos ejecutores del mal. A estos dos ejes se suma un tercero de no menos peso en la novela, el del propio narrador, Iván, joven cubano al que se hace depositario de la historia de este asesinato al tiempo que nos narra la suya propia, en aquella Cuba de represiones, miedo y manipulaciones ideológicas que aún persiste.

domingo, 5 de marzo de 2017

LA NEGRA ANGUSTIAS de Francisco Rojas González


La negra Angustias, novela revolucionaria en la que encontramos como protagonista a una mujer que por situaciones del destino o por decisión del pequeño dios, llamado Francisco Rojas, adopta poco a poco un rol masculino. Como ya sabemos, nuestra protagonista llamada Angustias Farrera, hija del bandido Antón Farrera, el cual, en sus tiempos de juventud, se desarrollaba como una especie de Robín Hood mexicano, quitándole al rico y dándoselo al pobre allá por el Real de Ánimas.
Pero la novela trata de Angustias, la cual al quedar huérfana de madre y sin la protección del padre, ya que éste no sabe de su existencia, es adoptada por Doña Crecencia, bruja sincrética de la Mesa del Aire. Pero esto no dura mucho ya que Antón Farrera se entera que tiene una hija por la que va a recuperarla. Angustias se vuelve parte importante en el hogar paterno, ya que realiza todas las tareas domésticas, aunado a que cuida un rebaño de cabras. En este quehacer de pastorear la cabras, nace en ella una especie de asco al libido de los animales, y que se intensifica con el hecho de encontrarlos apareándose, esto la marca en la mayor parte de la novela, a tal grado de detestar la los machos de su propia especie.
Lo anterior, junto con otros hechos, como las coqueterías y las pretensiones del sexo opuesto; o el momento en el que asesina a Laureano, el boyero del Racho Seco, el cual la acosaba; así como la captura y la llegada con Efrén el Picado, jefe de la acordada de la Hacienda de El Rondeño, y que la quiere para querida; o por otro lado, el arribo a Real de Ánimas ante la huida del Picado y la fama de su padre en este lugar; y por último y más importante los comentarios de dos hombres sobre las glorias de Emiliano Zapata va creando en Angustias el deseo de revelarse contra el opresor, ya sea el rico, o el gobierno, pero más que nada oponerse a los hombres.

Pasa el tiempo en la lucha por la tierra y la libertad cuando se encuentra con el maestro Manuel de la Reguera y Pérez Cacho que al principio es un pelele, del cual le pide que le enseñe a leer y escribir. En medio de esta relación de enseñanza-aprendizaje, la mulata Angustias comienza a enamorarse del profesor, a tal grado de robárselo para saciar con él sus deseos carnales reprimidos. Al final tanto el profesor como la mulata van sufriendo un cambio radical, por un lado de pelele y sumiso a autoritario y machista, y por otro de hombruna, coronela y revolucionaria a mujer sumisa y ama de casa.

domingo, 26 de febrero de 2017

TIEMPO DE ARENA de Inma Chacón



Tiempo de arena es una novela protagonizada por mujeres, desde las primeras líneas —en las que ya se intenta atrapar al lector con el aparente delirio de una de ellas en el lecho de muerte— hasta el desenlace —un tanto previsible teniendo en cuenta el desarrollo de la trama—. Para conseguir crear ese entorno femenino, basado en el contraste de caracteres dentro de un contexto político convulso, Inma Chacón introduce un vínculo fraternal con el que tener asegurado un enriquecedor planteamiento narrativo, tres hermanas cuyas desavenencias —y algún que otro acercamiento interesado— se sitúan como el motor que da movimiento a los hilos argumentales. Mariana representa la autoridad y la tradición, continuamente preocupada por las apariencias y las habladurías, una mezcla que no pocas veces se convertirá en la chispa que avive el fuego en los conflictos familiares, desde una perspectiva inflexible y despótica. En el lado opuesto se sitúa Munda, defensora de los derechos de los trabajadores y de las mujeres, entregada plenamente a todos los que forman parte de su entorno, apasionada por la cultura y por los libros, y con una concepción idealizada del amor. La tríada de hermanas se completa con Alejandra, la pequeña, a veces involucrada en situaciones difíciles por los enfrentamientos de Munda y Mariana, pero con la capacidad suficiente para ir decidiendo su propio camino, a pesar de las consecuencias que pueden acarrearle determinadas situaciones, especialmente en aquellas protagonizadas por sus sentimientos.
La apariencia sencilla de la trama resulta no ser tal, desde el momento en que se van proporcionando pequeños detalles que acaban desembocando en una intensa investigación repleta de secretos, mentiras y ambiciones. Todo ello precisa de un amplio plantel de personajes que completen el núcleo familiar de las Camp de la Cruz. Entre ellos, el cura Don Ramón, confidente de Mariana y encargado de manejar algunas de las despiadadas iniciativas engendradas por esta; Shishipao, criada de la familia durante años y verdadero apoyo de Xisca en su desesperanza; Manuel, enamorado apasionadamente de Munda —y correspondido en la misma medida—, una relación basada en la confianza mutua para combatir la ausencia impuesta por la distancia y los conflictos políticos; Jaime Sánchez Mas, hermano del prometido de Alejandra, deseoso de acaparar la atención de Xisca; o Zhuang Shangsheng, un falso emperador de China que luchará por el amor de una de las hermanas a pesar de las circunstancias que complican constantemente su situación.



sábado, 18 de febrero de 2017

MANUAL PARA MUJERES DE LA LIMPIEZA de Lucía Berlín


Lucia Berlin nació en 1936. Publicó sus primeros relatos a los veinticuatro años en The Atlantic Monthly y en la revista de Saul Bellow y Keith Botsford, The Noble Savage. Escribió de manera esporádica hasta los años ochenta y, tras la insistencia del poeta Ed Dorn, decidió publicar su primer volumen de relatos, Angels Laundromat. Sus historias se inspiran en sus propios recuerdos: su infancia en distintas poblaciones mineras de Idaho, Kentucky y Montana, su adolescencia glamurosa en Santiago de Chile, sus estancias en El Paso, Nueva York, México o California, sus tres matrimonios fallidos, su alcoholismo, o los distintos puestos de trabajo que desempeñó para poder mantener a sus cuatro hijos: enfermera, telefonista, limpiadora, profesora de escritura en distintas universidades y en una cárcel.
Con su inigualable toque de humor y melancolía, Berlin se hace eco de su vida, asombrosa y convulsa, para crear verdaderos milagros literarios con episodios del día a día. Las mujeres de sus relatos están desorientadas, pero al mismo tiempo son fuertes, inteligentes y, sobre todo extraordinariamente reales. Ríen, lloran, aman, beben: sobreviven.
«La última sensación literaria de Estados Unidos es una autora con una vida de película. Crítica y público se rinden a su obra. Al fin llegó la hora de Lucia Berlin.»
Andrea Aguilar, El País
«Leer a Lucia Berlin ha sido una de las grandes satisfacciones lectoras de los últimos meses. Emocionante, de saltarse las lágrimas, entre la ironía y la inmensa ternura.»
Laura Revuelta, Abc.es
«Milagros de la posteridad, del olfato editorial o de la justicia poética, la autora está más viva que nunca. Ahora resucita y se la compara con Raymond Carver. (¿Estará mal decir que me parece mejor que él?).»
Rodrigo Fresán, Vanity Fair

«¿Cómo explicas los cuentos de Berlin ¿Cómo resumes la carnalidad, el desequilibrio, la sensación de peligro, un estilo que te corta las entrañas como un bisturí pero que al mismo tiempo te hace sonreír y sentir una envidia inconfesable de unas vidas vividas siempre al límite de la catástrofe y la locura? Me arriesgaré a ponerme pesado: leed Manual para mujeres de la limpieza.»
SergiPàmies, La Vanguardia («Then we take Berlin»)

domingo, 12 de febrero de 2017

EL DÍA QUE ESPAÑA DERROTÓ A INGLATERRA de Pablo Victoria


España nunca ha sido agradecida con sus héroes. Buena prueba de ello es que este libro relata, después de más de dos siglos y medio, por primera vez la vida de uno de ellos. Me refiero al general de Marina Blas de Lezo, que participó en la Guerra de Sucesión española enfrentándose a Edward Vernon, en 1704, en la batalla de Gibraltar
En 1741 defiende con gran inteligencia y valentía, durante 67 días, Cartagena de Indias del feroz ataque que lanza contra ella la Armada británica. Seguramente fue la derrota más seria que ha tenido el Imperio británico en toda su historia, y sin duda alguna ha sido también el acontecimiento más escondido de la historia de Inglaterra.

Humillados por la derrota, los ingleses ocultaron monedas y medallas grabadas con anterioridad para celebrar la victoria que nunca llegó. Tan convencidos estaban de la derrota de Cartagena que pusieron monedas en circulación que decían en su anverso: "Los héroes británicos tomaron Cartagena el 1 de abril de 1741" y "La arrogancia española, humillada por el almirante Vernon".


Fue justo lo contrario. Fue la derrota más importante que tuvo nunca Inglaterra. Con sólo 6 navíos y 2.830 hombres, y mucha imaginación, Blas de Lezo derrotó a Vernon, que traía 180 navíos y casi 25.000 hombres. Este libro cuenta con todo lujo de detalles la estrategia utilizada por Blas de Lezo para derrotar a los invasores.

sábado, 4 de febrero de 2017

DÚO de Colette



La situación parte de un esquema clásico: un matrimonio lleva una vida feliz y armoniosa hasta que el marido descubre fortuitamente que la esposa ha tenido una aventura, cuyo alcance ignora, con su socio y amigo. A raíz de este descubrimiento, la relación se va deteriorando a pasos agigantados, mientras el marido se debate obsesivamente ante el dilema que se plantea: ¿qué podría soportar mejor: la comunión espiritual entre la mujer y el intruso, o la lujuria desencadenada, que podría ser tan sólo un «capricho de la carne»? «¿Dúo o duelo?»: así rezaba la faja publicitaria de la edición francesa original de este libro. Colette, feminista avant la lettre y sin alardes extraliterarios, muestra con extraordinaria agudeza psicológica el contraste entre la actitud de la mujer –un personaje adulto, desculpabilizado– y la puerilidad moral del marido. El conflicto sucede en una casa de campo, con la verja como testigo y la gente del pueblecito como telón de fondo; gente que husmea y que adivina las más secretas verdades de los «señores», obligados a fingir absoluta normalidad a causa de la sacrosanta obligación de guardar las apariencias, mientras se desencadena una tormenta en sus vidas
Las feministas de pelo en pecho creen tener en Colette a su mentora, ya que era libertina y bisexual, capaz de componer su propio orden de cosas, juguetona de la moral y juguetona con los animales, a los que amaba como a una de sus extremidades. Si se la lee sin detenimiento, se convierte uno en seguidor ideológico. Pero no es así cuando se la mira a la cara. Su bisexualidad no fue más que una máscara, una huida. En “Lo puro y lo impuro” habla de las relaciones lésbicas que ella misma practicó, pero las describe como una salida para las mujeres que huyen de los hombres, un recurso para provocar celos, para acabar siempre volviendo a ellos, de ahí que censure su libertinaje.
Propongo “Dúo”, una novela sobre la incomunicación y la cobardía en la relación amorosa. La mujer no da trascendencia a aquella aventura que tuvo, no significó nada, absolutamente nada, un ligero recuerdo, vago, sin peso. Por eso, la cataloga como “tontería”, mientras el marido le responde, “¿tontería?, ¡ignominia!”. He aquí el escalón del entendimiento



sábado, 28 de enero de 2017

CORONEL BEACH de Eliseo Alberto


En el verano de 1989, Gabriel García Márquez impartió un taller de guión a diez
alumnos de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de Los
Baños, Cuba. Yo fui su asistente. Entre las mil y una historias que nos contamos
estaba la seductora pesadilla de cuatro jóvenes puertorriqueños que habían sido
acosados toda una noche por un asaltante de caminos, sin más detalles. Ante la
carencia de datos precisos, los talleristas aportamos nuestras propias soluciones.
Alguien dijo que el personaje debía ser un asesino nato; otro sugirió que fuese
alcohólico. Mejor, mudo. Drogadicto. O quizás armenio. «¿Y no sería oportuno
incluir en algún episodio el acoso de un tigre de Bengala?», comentó un estudiante de
Nueva Delhi durante una animada sobremesa. Gabriel propuso que fuese un sicópata
de guerra y que llevara tatuados en el brazo izquierdo los nombres de sus muertos
particulares. Yo consideré que debía encarnar a un suicida. Un pobre diablo. Casi un
inocente. El loco quedó en el aire. Un año después supe de un marine de La Florida
que había secuestrado en Port-au-Prince a una prostituta dominicana y, a cambio de la
liberación de la rehén, sólo exigía que lo mataran en el intento de rescate. Le
cumplieron con seis impactos de bala. Luego, en Madrid, me contaron de un gallego
que, en la cruda de una borrachera, se ahorcó con la corbata porque estaba
convencido de que era responsable de la muerte de sus dos mejores amigos —que no
habían fallecido, todavía. A la mañana siguiente, por esas casualidades de este
mundo, los susodichos perecieron en un absurdo accidente de tránsito, camino al
entierro del ahorcado. En 1994, en México, García Márquez me pidió que escribiera
algunas de aquellas embrionarias ficciones del taller, y como tuve vía libre, el
asaltante de caminos pasó a ser un veterano de California en la guerra de Vietnam, un
marinero argentino en la guerra de las Malvinas, un combatiente sandinista en la
guerrilla nicaragüense, un terrorista palestino en la guerra del Medio Oriente, un
artillero soviético en la guerra de Afganistán, un piloto inglés en la guerra de Irak, un
miliciano croata en la guerra de Bosnia, hasta que terminó convertido en un soldado
cubano en la guerra de Angola, 1975-1985. Guerras no faltan. La posible película
nunca se realizó. Por último, hace dos años volví a leer un cuento de Gabriel que
empieza con esta frase que es, en sí misma, una joya narrativa: «Como es domingo y
ha dejado de llover, voy a llevar un ramo de flores a mi tumba». Entonces me senté a
escribir esta novela sobre el miedo, la locura, la inocencia, el perdón y la muerte.
Dedico Caracol Beach a Gabriel García Márquez, mi querido maestro; a los
amigos que me cuentan mentiras y a los alumnos que me las creen; y a los
muchachos: María José, Ismael, José Adrián, Laurita, Sergio Efigenio, Cristian,
María Fernanda, Andrés Palma, Hari, Sidarta, Jasai, Eli y Memo. Mi tropa.

Es un sábado del mes de junio, y Beto Milanés, emigrante de origen cubano, sale a buscar a alguien que lo mate.Al frente de la comisaría está un sargento calvo y obeso, que ha decidido pedirle perdón a su único hijo, Mandy, un travestí que vive con un modista armenio.El fantasma de una pianista vuela de un lado a otro, como una mariposa nocturna, tratando de salvar a su hija. Un oscuro profesor de literatura se pasa la noche en un bar, conversando con la mujer más linda del mundo. Los orishas africanos descienden del Olimpo y acuden a la cita son sus tambores. Tres muchachos han ido por cerveza a un supermercado, para seguir la fiesta, y se cruzan en la autopista con el cubano que quiere una tumba. Ha estado lloviendo, hay luna, alguien ha descerebrado a un perro contra un muro.

sábado, 21 de enero de 2017

RIÑA DE GATOS de Eduardo Mendoza


Anthony Whitelands viene a Madrid en los prolegómenos de la Guerra Civil, para llevar a cabo la valoración de la colección de cuadros que posee el Marqués de Igualada, con el fin de que, llegado el momento, éste pueda venderla si necesita dinero para poder establecerse fuera de España con su familia, si por fin estalla la contienda.Lo que parece un trabajo sencillo con un pronto regreso a su país, se va complicando y Anthony se verá implicado en una serie de aventuras, acontecimientos y conspiraciones, en los que intervendrán personajes muy variopintos: mujeres enamoradas, prostitutas, policías, diplomáticos, espías, aristócratas, políticos, ....
La novela transcurre en una época en los prolegómenos de la Guerra Civil Española, en que la política está bastante movidita y, como no puede ser de otra forma, el ambiente madrileño, en general, y el político, en particular, no son ajenos a este devenir, y Eduardo Mendoza consigue, con gran maestría, introducir en una trama muy bien tejida, a personajes reales de manera que forman parte de ella, como la cosa más natural, sin que en ningún momento nos parezca una intromisión forzada o fuera de lugar. Así no será raro que el Marqués de Estella (José Antonio Primo de Rivera) pueda hacerse amigo de nuestro protagonista, o que en la casa del Marqués de la Igualada, tan frecuentada por Anthony Whitelands, se junten para conspirar los Generales Franco, Mola y Queipo de Llano, o hasta que el protagonista sea participe de una reunión con Añaza.

Riña de Gatos es una novela con una gran calidad literaria, y un especial sentido del humor. Por un lado, me recordaba alguna lectura de Jardiel Poncela, y no quiero decir con esto que se parezca a su obra sino que me la recordaba, por el surrealismo que encontraba en algunos pasajes; por otro lado, también me recordaba a esos sainetes costumbristas de la primera mitad del Siglo XX (pero ya digo que esto son apreciaciones mías).

Además de obtener el Premio Planeta en el 2010 con la novela que nos ocupa, también ha sido galardonado con el Premio Fundación José Manuel Lara (2007) y Premio de la Crítica Narrativa Castellana (1976), ya mencionado anteriormente.

sábado, 14 de enero de 2017

LOS GRANDES CEMENTERIOS BAJO LA LUNA de George Bernanos



“Los Grandes Cementerios Bajo la Luna” no es una obra sobre la guerra civil española ni tampoco un panfleto contra el fascismo, tal y como expresa la filósofa alemana Hannah Arendt en la frase que figura en la portada de la edición que presenta la editorial Lumen, sino que se trata de un denso ensayo filosófico sobre la clase dirigente y sobre una determinada forma de hacer política. Si bien es cierto que en esta obra de Bernanos se ataca con dureza al General Franco, a la jerarquía eclesiástica española, a los fascismos triunfantes en Italia y Alemania y a los extremistas de derecha franceses, no es menos cierto que también se ataca con la misma dureza al comunismo y a la democracia liberal. 

El objeto de Bernanos al escribir “Los Grandes Cementerios Bajo la Luna” es denunciar a las clases dirigentes de todo el orbe integradas por militares, políticos, jerarquías eclesiásticas, intelectuales y empresarios que, con la exclusiva intención de salvaguardar sus intereses particulares, principalmente económicos; son capaces de apoyar hoy lo que ayer atacaban con ferocidad y difundir el miedo entre los pueblos para posteriormente explotarlo a su favor fomentando el alegre traslado de enormes masas humanas a los más bárbaros mataderos de Europa. Especialmente dura es la critica a la actitud de la derecha francesa que, si bien en 1918 clamaba por desintegrar a Alemania en múltiples estados y hacía de la humillación del pueblo alemán una importante cuestión nacional, en el momento de escribirse “Los Grandes Cementerios Bajo la Luna”, veinte años después, adulaban a Hitler y no dudaban en considerarlo, junto al General Franco y a Mussolini, como un aliado en una supuesta cruzada contra el comunismo que no era más que un pretexto para encubrir la defensa de los intereses particulares de las precitadas clases dirigentes.

La densidad de la filosofía vertida por Bernanos en esta obra la aleja de cualquier carácter panfletario y bien puede resumirse en que una injusticia no se combate ni puede combatirse jamás cometiendo otra injusticia y que cualquier acto material del ser humano debe someterse a las exigencias de la Moral y de la Justicia con mayúsculas.


sábado, 7 de enero de 2017

TODO ESTO TE DARÉ de Dolores Redondo


Unos golpes en la puerta son el inicio de la noticia que sacude al famoso escritor Manuel Ortigosa: su pareja, Álvaro Muñiz de Dávila, ha fallecido en un accidente. Manuel se traslada al lugar de los hechos –la Ribeira Sacra–, donde vive la familia de Álvaro, una saga de abolengo y costumbres ancestrales que vive en una lúgubre mansión y que le recibe gélidamente por su situación afectiva.
Tras el entierro, Manuel desea huir pero le retiene el presentimiento de que hay algo extraño en torno a esta muerte. Con la ayuda de un guardia civil jubilado y un sacerdote amigo de Álvaro, inicia una exhaustiva investigación en las que conversa con los vecinos de la zona.
La autora maneja los recursos técnicos que domina con soltura: una excelente recreación de atmósferas, en este caso unos cielos grises que predisponen al misterio, el pulso para mantener la tensión narrativa y una intriga no desvelada hUnos golpes en la puerta son el inicio de la noticia que sacude al famoso escritor Manuel Ortigosa: su pareja, Álvaro Muñiz de Dávila, ha fallecido en un accidente. Manuel se traslada al lugar de los hechos –la Ribeira Sacra–, donde vive la familia de Álvaro, una saga de abolengo y costumbres ancestrales que vive en una lúgubre mansión y que le recibe gélidamente por su situación afectiva.
Tras el entierro, Manuel desea huir pero le retiene el presentimiento de que hay algo extraño en torno a esta muerte. Con la ayuda de un guardia civil jubilado y un sacerdote amigo de Álvaro, inicia una exhaustiva investigación en las que conversa con los vecinos de la zona.
Esta primera parte que dibuja el escenario está elaborada con sosiego pero conforme avanza el argumento, se suceden una serie de trágicos acontecimientos y se precipita la acción. Redondo extrae de la madriguera oscuros secretos familiares, ya que durante años los Muñiz de Dávila habían tejido un manto de apariencias que ocultaba codicia, homosexualidad, pedofilia por parte del clero y vicios de diversa índole.
La autora maneja los recursos técnicos que domina con soltura: una excelente recreación de atmósferas, en este caso unos cielos grises que predisponen al misterio, el pulso para mantener la tensión narrativa y una intriga no desvelada hasta el final.
A cambio, multiplica tanto los asuntos morbosos, que el relato a veces recuerda a un culebrón. Aunque Redondo no se detiene en detalles escabrosos, oscurece más el tono con alguna carga de profundidad ideológica, deslizada sutilmente o con tintes agrios, contra la Iglesia, a pesar de que la figura del sacerdote protagonista destaca por su honestidad.
En Todo esto te daré priman los elementos policiacos sobre los aspectos psicológicos. A Dolores Redondo, hábil como retratista de exteriores, le falta hondura al dibujar el mundo interior, recurso que daría lugar a unos personajes más interesantes y sólidos.

asta el final.

domingo, 1 de enero de 2017

POESÍA COMPLETA de T.S. Eliot


Poeta de considerable influencia en la literatura del siglo XX, es una de las principales figuras de la vanguardia modernista anglosajona que recogió en sus obras ascendencia de la poesía metafísica y los simbolistas franceses.
Su primer poema importante fue "Canción de amor de J. Alfred Prufrock" (1915). En su primer libro de poemas, Prufrock y otras observaciones (1917), empleó imágenes de la vida urbana en un contexto de intensidad poética. Los poemas carecen de forma fija o de un patrón regular, y la rima sólo aparece ocasionalmente. Durante los años veinte Eliot desarrolló opiniones muy decididas sobre temas literarios, religiosos y sociales. Su largo poema de cinco partes, Tierra Baldía (1922), una obra erudita que expresa vivamente su idea de la esterilidad de la sociedad moderna en contraste con las sociedades del pasado, se convirtió en un hito de la modernidad. En su libro El bosque sagrado (1920) afirmaba que el crítico debe poseer un hondo sentido histórico para juzgar la literatura
Su principal obra es “Tierra Baldía” (1922), continuada por libros como “Los Hombres Huecos” (1925), “Miércoles De Ceniza” (1930) o “Cuatro Cuartetos” (1935-1943).  Su colección de poemas “El Libro De Los Gatos Habilidosos Del Viejo Possum” (1939) inspiró al compositor Andrew Lloyd Weber para crear la conocida obra musical “Cats”.
Como dramaturgo obtuvo un gran éxito con “Asesinato En La Catedral” (1936). También estrenó títulos como “Cocktail Party” (1949) o “El Anciano Estadista” (1959).
Destacó también como crítico literario publicando “Ensayos Escogidos” (1932), “Función De La Poesía y De La Crítica” (1933), “De Poesía y Poetas” (1957) o “Criticar a La Crítica y Otros Ensayos” (1965). Varios de sus ensayos se recopilaron en el libro “La Aventura Sin Fin”.
Recibió el Premio Nobel de Literatura en el año 1948.

Nacionalizado británico en 1927, T. S. Eliot falleció en Londres el 4 de enero de 1965. Tenía 76 años. No tuvo hijos. Está enterrado en la St. Michael and All Angels Churchyard, East Coker, Somerset (Inglaterra).