Seguidores

domingo, 16 de agosto de 2015

CAMPOS DE FRESAS de Jordi Serra i Fabra



Todo comienzo cuando Luciana, una adolescente normal, se queda en coma un Sábado, debido a una pastilla de éxtasis, que tomó en una discoteca llamada “Pandora's” con los amigos para poder aguantar más durante todo el fin de semana.
Esa misma noche en que Luciana se queda en coma, sus amigos la llevan a un hospital donde le ingresan y le conectan a mil y un aparatos, para mantenerla el máximo tiempo posible sin que abandone el coma.
Los amigos de Luciana avisan a los padres de esta; a Eloy, el novio, que no sabía nada de lo sucedido porque esa noche no había ido a la discoteca, porque había estado estudiando toda la noche para el examen del lunes; y al resto de los amigos.
Los padres de Luciana, la hermana y Eloy, acuden lo más pronto posible al hospital donde hablan con Máximo, Santi y Cinta (los amigos que llevaron a Luciana al hospital). Eloy se enfada con ellos y les pregunta porque le dejaron tomarse esa porquería de pastilla, y que el no le hubiera dejado. Ellos tristes y con impotencia porque se sentían culpables, le responden que el si que hubiera hecho lo mismo.
Loreto, la mejor amiga de Luciana es bulímica, y lucha por no serlo, pero sin la ayuda de su amiga le es más difícil. Pero termina consiguiéndolo.
El médico les explica a todos que para intentar salvar a Luciana deben conseguir una pastilla igual a la que se tomó.
Eloy, los amigos de Luciana y unos cuantos policías, buscan a Poli, el que les vendió las pastillas. Poli y el Mosca se dan cuenta y huyen para que no les cojan. Pero al final les pillan, y corren tras ellos. Poli se resbala en un aparcamiento, se muere, y todas las pastillas, terminan en el agujero del alcantarillado. Pero encuentran una pastilla. Y... Luciana... ¡¡¡¡Vuelve a nacer!!!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada