Seguidores

sábado, 9 de agosto de 2014

LA ALHAMBRA DE SALOMÓN de José Luis Serrano

            La historia de una época de esplendor y cultura.Una historia de amor y de luchas familiares.La historia de la construcción de la Alhambra de Granada. Corre el año 1002. Tras la muerte del padre, la familia Nagrela llega a Córdoba, capital de Al Ándalus y la ciudad más grande del mundo. Allí establecen su negocio de plantas medicinales y remedios de espagírica. Samuel Nagrela, el segundo varón de la familia cultiva el comercio y al mismo tiempo estudia la ciencia de los griegos, la jurisprudencia judía, el derecho musulmán, el Corán, la Biblia, el Tamud, la lengua aramea, la medicina hipocrática y un oficio que habría de cambiarle la vida: el de calígrafo de la lengua árabe. En el 1013 el ya rabino Samuel inicia su viaje de exilio tras la guerra civil. Está convencido de que lo guía la Divina Providencia y de que algún día será príncipe de todos los judíos andalusíes. En ese viaje iniciático conocerá a Ilbia, una joven noble recluida en el castillo de Salobreña, con asombrosos conocimientos matemáticos y arquitectónicos y que habría de convertirse en la mujer de su vida y en la artífice de su sueño: años más tarde, convertido ya en un hombre rico y poderoso, Samuel construirá el nuevo templo de Salomón en Granada, en la Colina de La Sabica y por medio de los conocimientos y de la voluntad arquitectónica de su amada Ilbia que hizo de este proyecto su libertad y su vida.
          Me resulta una novela conmovedora si bien tengo que reconocer que, tratándose de Granada, no me reconozco muy objetivo en el juicio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada