Seguidores

sábado, 28 de junio de 2014

STONER de John Williams



            Sí, ya sé, lo digo muchas veces. Que no quiero leer más traducciones, pero la realidad de las cosas se ha de someter a los avatares que van surgiendo en el camino. De pronto me topo con un título y un autor americano y leo que este libro nunca tuvo gran predicamento en España, siendo así que sí lo tuvo en el resto del mundo y eso se me convierte en razón suficiente como para no dejarlo pasar.
John Williams ha construido un personaje sólidamente humano, tan humano que cualquiera podría contemplarse en su reflejo. Stoner es una novela sobre la integridad y la renuncia; una historia que consigue que te impliques, que comprendas, que disculpes y admires en la misma medida el estoicismo y las debilidades de este profesor al que es muy probable que ya me sienta vinculada para siempre. Stoner es, sin duda, un ejemplo de para qué sirve la literatura. Stoner se presenta como un canto a la dignidad de la vida, pese a sus miserias y a sus decepciones; como un himno a la belleza de los pequeños gestos; como una loa a los instantes de quietud y de paz. Su lectura reconforta tanto que obligará a los hombres y mujeres a retomar las páginas del libro en cuanto se les presente la menor ocasión. No lo tengan a mano cuando cojan el coche, o se eternizarán en los semáforos…Stoner de John Williams es algo más que una gran novela, es una novela perfecta, bien contada y muy bien escrita, de manera conmovedora, que quita el aliento.
           Es la grandeza que tenemos las personas, que podemos corregirnos a nosotras mismas y seguir aprendiendo. Aconsejo su lectura vivamente.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada